Club Natación Ciudad de Alcorcón

El sueño puede esperar

Se presentó el CNCA en Hospitalet a devolver la visita al Santa Eulalia con la intención de revertir la dinámica negativa en esta segunda fase y, de paso, no despedirse aún del reto del ascenso a División de Honor. Cierto es que hoy por hoy no es algo que le quite el sueño al club, pues no deja de ser un equipo muy joven que cada año sigue progresando y creciendo., aunque el gusanillo siempre pica.

Pero para ese desafío se necesita a la plantilla al completo y también más experiencia, siendo ya meritorio la batalla que nuestras jugadoras han venido presentando a rivales físicamente superiores. Y el equipo catalán era y es uno de esos rivales de máxima exigencia que desgasta a sus oponentes con una rotación mayor.

Mientras las fuerzas aguantaron, CNCA tuteó al AESE, especialmente en un espectacular primer cuarto donde se vieron un total de 11 goles. A base de grandes lanzamientos desde el perímetro, desde posiciones de 2, 3 y 4, Alcorcón mantuvo a raya al equipo anfitrión. Solo un postrero gol de penalti, con el tiempo cumplido, nos puso en desventaja (6-5).

El gol dolió en lo anímico, pero dolió más no aprovechar las oportunidades de ‘una de más’ que se fueron al limbo y que en partidos tan físicos como éste son vitales acertar. Y esa falta de acierto permitió al AESE despegarse en el marcador al descanso (9-6).

En el tercer cuarto, CNCA entró fuerte y con orgullo se acercó hasta el 9-8,. Pero cuando se rozaba la remontada, las catalanas subieron la intensidad en defensa y la efectividad en ataque, encadenando tres goles consecutivos que volvían a alejarnos en el marcador. El parcial se cerraría con tablas (3-3) dejando el panorama como estaba .

Con el 12-9 se llegó al último cuarto, pero con el depósito casi vacío. Lo vio claro el equipo local, que con más rotaciones llegó más fresco al tramo final. Además, siguió sumando más penaltis a su favor (4 en total) y la distancia se disparó a 5 y apenas se pudo recortar.

Resultado, 14-10 , que da por cerrada matemáticamente la posibilidad de ascender esta temporada, pero no el objetivo de quedar en la zona noble de la tabla. Toca defender el 4º puesto que ostentamos, que sería una posición casi impensable al comienzo de esta atípica temporada. Y si cada año CNCA continúa con su evidente progresión... quién sabe si se está escribiendo el prólogo del gran sueño.