Club Natación Ciudad de Alcorcón

PRIMERA EVALUACIÓN, NOTABLE ALTO

Último partido del año, de un año que todos quisiéramos olvidar. Pero en lo deportivo, dentro de lo atípica que está resultando la temporada, no puede acabar mejor para los intereses del CNCA: líderes invictas del grupo A de la Primera Nacional femenina. Primera evaluación, notable alto.

Y no ha sido un camino de rosas precisamente. Sus rivales siempre han obligado a sacar todo lo que tenían nuestras jugadoras para conseguir esta privilegiada posición. Curiosamente, si había un equipo que pudiera hacer creer que podían tener una jornada algo más tranquila, a tenor del resultado de la ida, era la EWZ B. Pero ya antes del inicio, el club maño dejó claras sus intenciones de que éste iba a ser otro partido. Hasta 3 jugadoras habituales en el equipo de División de Honor asomaban entre las convocadas para la ocasión. Y obviamente se notó.

Desde el primer momento, el filial de la EWZ volcó su juego sobre su imponente boya, sacando en la mayoría de las veces algo positivo, ya fuera gol, penalti o expulsión. Y esto se tradujo en el marcador en el primer parcial, que terminó con ventaja local 3-2.

Fue entonces cuando se ajustaron más las marcas, se presionaron las líneas de pase y, a base de mucho nado y acierto, poco a poco CNCA fue minando la fuerza de las rivales para ir imponiéndose cada vez con más claridad en cada cuarto.

En esta ocasión, la piscina elegida para disputar este partido nos era más favorable, pues no era la habitual (Parque de Bomberos) de reducidas dimensiones, que ya el año pasado nos pasó factura.

Al descanso se llegó con ventaja alcorconera de tres goles en el luminoso (5-8). Y casi se calca el mismo parcial en el tercero, alcanzando un tranquilizador 8-14 a su término. Fueron dos cuartos donde CNCA se imponía con un juego versátil y muy dinámico que desarbolaba la defensa rival. Resolutivas en ataque, nuestras jugadoras nos dejaron grandes detalles de calidad, a pesar de que las locales no bajaban los brazos en ningún momento.

Y en el último se siguió trabajando con la misma intensidad, sin decaer en el esfuerzo para lograr vencer por un contundente 10-19 que para nada refleja en su realidad lo que se tuvo que trabajar ante las dificultades que planteó EWZ.

Con esta victoria,, las chicas del CNCA cierran un año que no tiene nada que ver con el de la anterior campaña, en el que a estas alturas estaban luchando por salir de los últimos puestos. Ahora se plantea la posibilidad de que en su próximo encuentro ante Marbella pudieran certificar su clasificación para el grupo que se jugaría el ascenso y que implicaría estar entre las 6 mejores de Primera. Todo un éxito.

Pero esto ya será otra historia. Ahora toca disfrutar de forma responsable de las fiestas navideñas y volver con las mismas ganas para intentar continuar con la línea de juego y resultados que nos están ofreciendo.

Y desde aquí, aprovechar la crónica para desear un feliz y ‘normal’ año nuevo a la familia del CNCA.