Club Natación Ciudad de Alcorcón

En esta corta pretemporada que llevamos, hay una cara nueva entre las féminas que está ilusionando a mayores y pequeñas. Se trata de la mostoleña Claudia Abad, que, para no perder la forma antes de empezar su aventura en la liga australiana de waterpolo, entrena en el IMDER y en las instalaciones de nuestro club junto a nuestras jóvenes jugadoras. Claudia es una waterpolista top a nivel nacional y con experiencia internacional. Del ‘Mosca’ emigró para jugar en la potente liga universitaria americana, antes de recalar en equipos de primer nivel de la División de Honor nacional, como La Sirena Mataró y Terrasa. Ahora ha decidido dar otro gran salto geográfico, ni más ni menos que a las antípodas, para probar en una liga que cada vez atrae a más jugadoras de élite, como ya lo hiciera la jugadora de la selección Anni Espar.

¿Qué es lo que te ha llevado a plantearte esta aventura australiana?

Cuando estudié en USA conocí a Lena la que hoy en día es mi mejor amiga. Su padre fue jugador Olímpico en la selección Yugoslava, hace 7 años la familia de Lena se mudó a vivir Australia, le ofrecieron a su padre ser el nuevo seleccionador absoluto australiano. A mi familia y a mi siempre nos ha gustado viajar mucho, Australia siempre había sido un de mis sueños y qué mejor poder vivir la experiencia con tu mejor amiga?

¿Vas con intención de establecerte una larga temporada?

Si, sinceramente no me voy con el pensamiento de estar solo un año… al contrario tengo ganas de poder vivir una larga experiencia.

¿En qué nivel está el waterpolo ‘aussie’ femenino?

La liga allí son tan solo 3 meses , luego existen torneos etc… ( parecido a USA) . Existen unos 5 equipos bastante competentes y este año debido a las olimpiadas todas las jugadoras de la selección vuelven a sus equipos para estar concentradas, por lo que este año se prevé una liga bastante igualada.

Antes de irse, Claudia va a disputar con el CNCA la Copa de Madrid, después de que el club consiguiera el ascenso a Primera División. Una competición que le resulta más que familiar, pues no en vano ya la ha ganado y proclamado MVP con su antiguo club, el Moscardó.

¿Qué esperas poder aportar a un equipo como el alcorconero, nuevo en estas lides desde que resurgiera de sus cenizas?

Como he podido comprobar estas semanas es un club donde la mayoría son niñas mucho mas pequeñas que yo llenas de ilusión. Espero poder aportar experiencia, enseñar todo lo que he aprendido durante mi carrera y disfrutar del waterpolo.

¿Qué objetivo real se puede plantear el CNCA en esta competición?

Este año se afrontan a nuevos retos y como ya les dije a varias de mis compañeras, los equipos catalanes son muy guerreros y con chicas con bastante experiencia . Pienso que deben ir a por todas en cada partido y poder igualar o mejorar la plaza que adquirieron el año pasado en primera división.

Sabemos que han intentado aprovechar tu experiencia para ayudar a nuestras chicas antes de partir. Desgraciadamente, la salida es inminente y no será posible hacerlo en liga nacional. ¿Crees que un grupo tan joven puede pagar su inexperiencia en su debut en Primera División?

Bueno “pagar” no creo que sea la palabra ya que en el caso de que no sea una buena temporada, la inexperiencia les hará crecer y hacerse mas fuerte para futuros partidos. Siempre se puede sacar algo positivo de una experiencia así.

¿Qué posibilidades ves para que puedan mantenerse en la categoría?

Es muy pronto decirlo cuando aún no hemos empezado ni si quiera la liga. Todo depende del esfuerzo y dedicación que pongan las niñas. También como puedan reforzarse los demás equipos es algo imprevisible en estos momentos.

¿Ves a este club con la capacidad de reverdecer los éxitos del waterpolo en Alcorcón?

Para estar arriba se ha de empezar por abajo. El Alcorcón ahora mismo cuenta con buena cantera, si esto se sigue trabajando en un futuro puede dar buenos resultados.

Para los que van llegando al mundo del balón amarillo, hay que decirles que en categoría femenina, el club de Alcorcón ha sido y es el único club no catalán que ha ganado la Liga en División de Honor y la Copa de la Reina (2 veces).

¿Qué tiene que hacer el waterpolo madrileño para competir con el potente catalán?

Los equipos madrileños deberían apoyar mas al deportista, simples ayudas como no pagar cuotas, material gratis, facilitar las horas o espacios de entrenamientos… Estos pequeños cambios harían que el waterpolo no se abandonara sobre todo en edades universitarias.

¿Qué diferencias hay? ¿Estamos lejos de jugar a su nivel?

Ahora mismo si, la diferencia es bastante grande ya que el waterpolo madrileño esta pasando por una de sus peores crisis. Hace unos 6 años la diferencia contra el Sabadell era abismal, pero también para el resto de clubes. Los oponentes estábamos igualados, siempre había 1 o 2 equipos madrileños entre los 4 primeros de España y por lo tanto con opciones de jugar liga europea.

Entre tanta jugadora catalana, una alcorconera, Pili Peña, es la capitana de una selección nacional que sigue dando éxitos a nuestro waterpolo. ¿Crees que quedará como pura anécdota o más jugadoras de nuestra CCAA pueden llegar a jugar en la selección?

He visto niñas con bastante proyección de futuro. Espero que no abandonen el deseo por esta carrera deportiva y puedan llegar a ser grandes estrellas de waterpolo.

Hace pocos meses, el histórico ‘Mosca’ femenino, tu antiguo club, ha desaparecido. Varios clubes renuncian a su categoría para jugar en una inferior. Y eso que el waterpolo nacional, tanto a nivel de clubes como de selección, están cosechando grandes resultados y que las categorías de formación siguen ganando europeos y mundiales.

¿Cómo se puede explicar? ¿Goza de salud el waterpolo femenino o no tiene solución? 

Creo que no hay un solo motivo que ha llevado a esta situación al waterpolo madrileño, el primer motivo y mas importante son las pocas ayudas por parte de las administraciones publicas que se ofrecen a este deporte. En mi opinión tiene difícil solución , tendrían que fomentar mas este deporte y recibir mas ayudas para que aumentara el numero de licencias.

En la misma línea, ¿cómo ves el futuro a medio y largo plazo de un club ‘familiar’ como el CNCA? ¿Qué crees que tiene que hacer para seguir creciendo y mantenerse en el tiempo?

Es un club con muchas ganas , ambición y una larga tradición en el waterpolo femenino, así que espero que en un corto plazo pueda conseguir volver a estar en primera línea.

Mientras esperamos que nos deparará el futuro del waterpolo, nos queda la esperanza que los caminos de Claudia Abad y el CNCA vuelvan a cruzarse, y más cuando tiene a la familia en ‘casa’. Seguro que su hermano Bruno, que entrena a cadetes e infantiles le animará a ello. Hasta entonces, solo desearle que le vaya muy bien y que se cumplan todas sus expectativas. Mientras, el club seguirá intentando seguir creciendo como lo ha hecho hasta ahora. Porque aquí, “la ilusión es nuestro sueño”.